Oro parece, uvas son

La tradición de las uvas en Nochevieja ha pasado a ser meramente un formalismo, o una consecuencia inevitable del tiempo y las costumbres. Cuando pensamos en las doce uvas olvidamos una parte importante de nuestra tradición y de los productos que labra tan cariñosamente nuestra tierra de sol, campo y vides.

DSC_0126

La tradición o casi ritual, de las doce uvas de la suerte nace cuando la burguesía de Madrid toma como pertinente la celebración del nuevo año. Para ello, champán y uva. La uva en aquel entonces era un producto cotizado, pero no accesible para todos. La tradición oral cuenta que las altas cunas fueron las encargadas de hacer suya la idea de tomar un grano de uva por cada campanada, cosa que nació en Francia y Alemania, nos cuenta Miguel Ors, profesor de historia de la Universidad Miguel Hernández.  La Gente de esta burguesía salía a los balcones de La puerta del Sol dispuesta con su copa y su uva ante la mirada pretérita del pueblo, del quien quiere y no puede. No fue hasta un tiempo después cuando el pueblo llano puedo tener uva, ¿por qué? Porque aquí en la zona del Vinalopó hubo un fastuoso excedente de uva que se vendió a bajo precio e incluso como regalo. La gente de Madrid se echó a la calle con una mano detrás y su espíritu por delante y se dispuso a los pies del reloj para comerse sus doce uvas, y por primera vez esas cabezas altivas bajaron la mirada hasta la plaza. Esas doce campanadas y ese nuevo año trajo algo nuevo para esa gente, y no fue la uva ni el cava. Fue un sentimiento de cambio, de humildad y reflexión.

DSC_0094

Y eso es parte de lo que notamos en el ambiente de Novelda y su feria de la uva, celebrada el 15 de Diciembre, sus gentes y su particular forma de celebrar la navidad en este evento. Esta localidad que tiene pensado ser la “capital de la uva” no tiene nada que envidiar a la Toscana, al menos en materia de viñedos y calidad de las vides. Después de dejar atrás vastísimos huertos de uva con un sol magnífico destellando en ellos, nos situamos en la plaza de España, donde numerosos productores y terratenientes traen su producto para deleite de los allí presentes. Y ahí no acaba la cosa, una larga hilera de dulces, repostería, vinos y moscatel se prestan a la degustación de los curiosos y algunos noveldenses, que prueban bocado como si un lazo familiar los uniera a esas uvas, tan cuidadosamente recogidas por tradición y manos de siglos.

DSC_0102DSC_0105

Uno de los productores,  José Enrique Sánchez García,  parte de la empresa Betisán, nos cuenta acerca de las variedades, “Variedades como la Italiana, Moscatel, Victoria o Aledo se envasan. El envasado hace que la uva ralentice su madurado y tenga un sabor más dulce. También una piel más fina”. Y es que el envasado es algo más importante de lo que parece, ya que en un principio se pensó para evitar una toxina que desprendía la uva y se adhería a las demás. Comprobando que además mejoraba su sabor, aspecto y calidad. Por ello mismo, en esta particular festividad de la uva podemos seguir de cerca un concurso de envasado del fruto. Y cómo no, con él se hace partícipe del certámen el sabor de la misma uva. Sánchez García nos contaba también, que pese a las inclemencias del tiempo y la muy sonada fragilidad de la uva, han tenido una buena recogida y la suelen tener aunque en menos cantidad. “Al año producimos 45 millones de kg, de los cuales 22 son de Aledo”. La variedad de Aledo, es la más comúnmente utilizada para comercializar en nochevieja, normalmente por su textura y tamaño ,a parte de ser un poco más tardía, afirmaba el empresario. Una competencia notable de estos mayoristas de la uva se encuentra en Italia, aunque allí un pequeño productor produce el doble de hectáreas y proporcionalmente disminuye la calidad. Pese a ello, los mercados fallan en favor de la buena apariencia del fruto y la cantidad, cosa que Novelda no contempla y se mantiene en la apuesta de tradición como garantía de calidad

El protagonismo de la uva de Novelda no acaba ahí, y es que la localidad tiene pensado transformar su uva de mesa, y con ella la variedad de Aledo, en vino. “Para ello se están llevando a cabo los procedimientos para que puede utilizarse con este fin”, afirma Ramón Espinosa, secretario de ASAJA y del Consejo Regulador del vino.

Alejándonos del centro de Novelda llegamos al valle, donde numerosos terratenientes venden el producto de sus huertos a las empresas encargadas de procesar la uva. En un uno de ellos, propiedad de Ana María Rubio, nos cuentan acerca del cultivo y vida de la vid. “Nosotros cultivamos la variedad de Aledo y ahora en estas fechas, porque es la más tardía, las vendemos para que se comercialize”.

DSC_0100

El comercio de este municipio no acaba aquí, y es que esta comarca del Medio Vinalopó también se engalana de mármol y especias. En resumen, una tierra rica en materia prima e  historia. Finalizada la visita, nos alejarnos de Novelda, dejando atrás el llamado cerro de Mola, con el castillo presidiendo nuestra despedida y al volver la vista hacia la carretera que nos lleva a casa,  miramos las uvas que llevamos en el regazo. Casi podemos oír las campanadas y pensar en un deseo para el nuevo año, sólo falta parar en una gasolinera para comprar el champán.

Filoxera

La filoxera es un parásito, que provoca una enfermedad en las vides llamada por el mismo nombre. Fue introducida en Europa hacia 1863, junto con algunas plantas importadas de Estados Unidos. A partir de 1868 destruyó rápidamente los viñedos del sur de Francia, lo cual hizo que se exportara una gran cantidad de vinos y uva de nuestro país, esto provocó una temporal “Edad de Oro” por los beneficios reportados. No fue hasta 1878 cuando se extendió por España, esto supuso unos grandes avances que se mantienen hasta nuestros días en el tratamiento y procesado de la uva, así como la utilización de nuevos suelos como el arenoso, que parecían inmunizar la uva. Asimismo, el primer paso para combatir la epidemia fue el envasado. Como envase entendemos en primer término el papel con el que se rodea el racimo, cosa que aun se mantiene hasta nuestros días. Con esta acción tan sencilla se revolucionó el campo de la vid, puesto que esto mejoró su naturaleza, tanto en sabor como en calidad, dependiendo de las características del papel.

Propiedades de la uva

Las magníficas propiedades de la uva se conocen desde hace milenios, de hecho la uva ha formado parte de tradiciones culturales y hasta de la mitología clásica. En primer lugar es desintoxicante, es rica en potasio, el cual controla el equilibrio de los líquidos en el organismo y sus niveles bajos de sodio. Así como ayuda en el metabolismo de grasas e hidratos de carbono, también ayuda en el tránsito intestinal y es fuente de energía por su alto contenido en glucosa, además de ser una fuente de anti-envejecimiento. Además de las propiedades de la uva anteriores, existe esta importante propiedad de la uva que se debe a la presencia de  “pterostilbeno” que inhibe algunos compuestos conocidos como “procarcinógenos” que son aquellos que favorecen el cáncer.

Otras tradiciones o supersticiones

Lencería o ropa interior: Usar ropa interior nueva o de color amarillo atrae dinero y prosperidad, mientras la ropa interior roja atrae el amor y la fertilidad.

Cambio de prendas con tu pareja: Si quieres mantener una relación estrecha e intima con tu pareja en el próximo año, cambia una prenda con tu pareja durante la Noche Vieja.

Papel o muñeco quemado: Para deshacerse del recuerdo de personas ingratas o que nos causaron pena, o de situaciones malas que nos pasaron en este año que termina, haz un muñeco con trapos viejos o escribe una lista con las cosas malas de las que te quieres desprender y quémalos al llegar la medianoche.

Para atraer prosperidad y dinero: Puedes comer una cucharada de lentejas después de las doce, un pescado cocinado con escamas.

Para atraer la felicidad y la buena suerte: El brindis de medianoche y el abrazo tradicional deseando felicidad a tus amigos.

Para viajar o realizar más viajes: Pon unas pocas prendas en un recipiente y déjalo afuera en la puerta de tu casa, pero ten cuidado con los amigos de lo ajeno, que pueden llevarse tus pertenencias.

Para contraer matrimonio: Finalmente, si tu ilusión es formalizar tu relación y tener una boda en el año próximo, párate y siéntate en la silla cada vez que suene una de las campanadas de la medianoche. Que si bien no reporta nada, estarás en forma.

Ilitia C. Ferrándiz Gomis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s